Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘secesionista’

Mostacero de peltre plateado marca WMF estilo Secesión de Vienna realizado en Alemania (1906).

El Movimiento artístico de Austria Secesión de Viena

La Secesión vienesa (también llamada Secessionsstil o Sezessionsstil) formó parte del variado movimiento actualmente denominado Modernismo. Se llama Modernismo a una corriente de renovación artística y literaria desarrollada a finales del siglo XIX y principios del XX que recibió diversas denominaciones: Art Nouveau (en Bélgica y Francia), Modern Style (en Inglaterra), Sezession (en Austria), Jugendstil (en Alemania), Liberty o Floreale (en Italia) y Modernisme o Estil modernista (en Cataluña). Si bien existe cierta relación que los hace reconocibles como parte de la misma corriente, en cada país su desarrollo se expresó con características distintivas.

En 1897 un grupo de artistas, tales como Otto Wagner y sus estudiantes dotados Joseph Hoffmann y Joseph Olbrich conjuntamente con Gustav Klimt, Koloman Moser y otros, aspiraron al renacimiento de las artes y artesanías optando por formas más abstractas y puras en los diseños de los edificios, el mobiliario, el vidrio y el metal. Para ello trataron de reunir a los simbolistas, naturalistas y modernistas. Ellos dieron a luz a otra forma de modernismo en las artes visuales dándole el nombre de Secesión de Viena. Este movimiento surgiría como protesta de la generación más joven hacia el arte tradicional de sus antepasados, una “separación” del pasado hacia el futuro.

Para lograr su objetivo crearon su propio espacio de exposición: una construcción Secesionista de Viena y el arquitecto encargado del proyecto fue Joseph Maria Olbrich, alumno y colega de Otto Wagner. En 1898 se construye la sede de acuerdo a las directivas de Olbrich. Se trataría de un moderno y funcional edificio cuyas características son la expresión misma de esta protesta contra la arquitectura histórica, tan típica de la Viena de finales del siglo XIX. Sobre la puerta de entrada del “Repollo de Oro”, como es conocido popularmente en Viena, puede leerse “A cada tiempo su arte y a cada arte su libertad” (“Der Zeit ihre Kunst der Kunst ihre Freiheit”). La reparación de los daños causados por la Segunda Guerra Mundial rompió, lamentablemente, la concepción original de Olbrich.

En la primera exposición en noviembre de 1898 se presentarán las obras de los más importantes artistas de la época: Gustav Klimt, Koloman Moser, Joseph Maria Olbrich, Max Klinger, Walter Crane, Eugene Grasset, Signac, Charles Robert Ashbee, Charles Rennie Mackintosh, Degas, Arnold Bocklin, Giovanni Segantini, Auguste Rodin, Edvard Munch, Van Gogh, Toulouse-Lautrec, Vuillard, Bonnard, Redon, Gauguin, Otto Wagner y también una buena proporción de artistas belgas como: Fernand Khnopff, Constantin Meunier, Felicien Rops, Theo van Rysselberghe, George Minne,

La Secesión de Viena promovió su diseño estético con la exposición de carteles y su propia revista. Con una duración de seis años (1898 – 1903) la revista Ver Sacrum (primavera sagrada en latín, título inspirado por un poema de Ludwig Uhland) fue el órgano oficial de la Vereinigung Bildender Künstler Österreichs (Asociación de Artistas Visuales Austriacos) que agrupó a los miembros de la Secesión Vienesa. Cabe destacar el simbolismo de la portada que fue creado por su redactor Alfred Roller: las raíces de un árbol en flor que lleva en sus ramas los escudos de armas de la Arquitectura, la Pintura y la Escultura, quiebran un tiesto que le ha quedado chico. La revista declinó tras la marcha sus fundadores: Gustav Klimt, Koloman Moser y Joseph Hoffmann. Al estar destinada a circular sólo entre los miembros de la asociación hoy en día resulta difícil encontrar algún ejemplar de ella. Las palabras Ver Sacrum también aparecerán inscriptas en el lado izquierdo del Pabellón de la Secesión de Viena, haciendo referencia también a un rito antiguo por el cual cada cierto número de años y al entrar la primavera se expulsaba a los jóvenes de la ciudad o tribu para que fundaran una nueva.

En 1902, Gustav Klimt crea el Friso Beethoven como parte de la instalación para la escultura de mármol policromado realizada por Max Klinger sobre el compositor Ludwig van Beethoven (1899-1902, Museo de Leipzig); dicha instalación fue diseñada por Joseph Hoffmann. El Friso de Beethoven se dejó ver solamente un año luego fue desmantelado y vendido.

El 19 de Mayo de 1903 se registrará otra asociación: la Wiener Werkstätte (Talleres Vieneses). Sus fundadores Joseph Hoffmann y Koloman Moser, ambos miembros de la Secesión de Viena, querían ofrecer una salida para los graduados de la Kunstgewerbeschule.

En 1905 los conflictos entre los naturalistas y los estilistas finalmente resultaron irreconciliables. Klimt, Auchentaller, Boehm, Hoffmann, Moser and Roller, se separaran de la Secesión con el argumento de que ya no podían estar asociados a los que se negaban a comprometerse con el “Gesamtkunstwerk” (obra de arte total), término acuñado por Richard Wagner para denominar a un arte que abarcara las destrezas de todas las demás y premisa fundamental del movimiento secesionista.

Beethoven por Max Klinger

Friso de Beethoven de Gustav Klimt

Pabellon de la Secesión de Viena

Ornamento Olbrich

Anuncios

Read Full Post »